Convirtiendo Sueños en Metas

 

Cada persona tiene la capacidad de soñar y de hacer sus sueños realidad, solo que en el camino que yo llamo Camino del Héroe, no empezamos a creer cosas que no somos o que no podemos lograr. “Para muestra un botón,” díganle a un niño que no se puede hacer algo y verán como él se empeña en hacerlo posible a pesar de cuantas veces se pueda equivocar.

Desde el punto de vista de un adulto, se llamaría ser “temerario” o ser “estúpido.” Y la verdad quien no ha hecho cosas alocadas e incluso estúpida en su vida. Son aquellas que nos han enseñado a ser mejores para algunos y para otros son acciones que pudieran generar algún arrepentimiento. La verdad es que a medida que pasa el tiempo, muchos pierden la chispa o espontaneidad de hacer y equivocarse sin miedo.

Pudiese ser que muchos de nuestros sueños, parezcan imposibles o estúpidos. El autodescalificarnos es algo que se aprende, ya que ningún niño en sus primeros años piensa que no vale nada o que hace las cosas mal; así como no cuestiona sus sueños. Esto lo lleva a vivirlos en su realidad o solo disfrutarlos en su mente; al fin y al cabo, cada pensamiento que registra nuestro cerebro es una realidad irrefutable por ende, se vive la experiencia.

¿Ahora como hacer los sueños realidad? Para empezar, dejemos de pensar si es posible o no y si sacan la tarjeta de incrédulos sigan de cerca el ejemplo de Leonardo Da Vinci y de Julio Verne, entre tantos otros. Segundo, sobre una hoja de papel, PC, tablet e incluso tu teléfono inteligente, escribe lo que realmente quieres, como lo quieras y cuando lo quieras y plantéate etapas y objetivos que te ayuden a llegar a la meta.

En el mismo orden de ideas, como tercer punto, es importante evaluar tanto la situación como los recursos con los que contamos para alcanzar la meta planteada. Un cuarto paso, puede ser el identificar que necesitamos – ¿Dónde? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuánto? -. Como quinto, el planificar con un esquema y con el calendario las etapas de hacer tu sueño realidad. Como nota especial, recomiendo ante cada error o equivocación reevaluar y saber que tu plan es flexible.

Los sueños si se pueden materializar y experimentar al máximo; unos ingredientes mágicos para tu plan son: el enfoque, la emoción y la acción que le des a ese sueño convertido en idea, luego en un plan y luego en acciones. Recuerda también que en ocasiones cuando llevas tu sueños al plano real, eso va a requerir de ti, el salir de tu zona de comodidad; a lo que yo llamo expansión de tu zona de comodidad.

Ahora es tu turno, de cerrar tus ojos y recordar o soñar esa meta que tanto has querido o postergado. Así al darte la oportunidad, también te das el permiso de tomar la decisión de dar acción a ese plan que cambiara tu vida. Sea que te plantees comprar algo, renunciar y empezar tu empresa, buscar un trabajo, emigrar para algo mejor, conversar con la chica que te gusta o iniciar la etapa de ser padre o madre; toma acción hoy. Si necesitas ayuda búscate un Life Coach y con gusto te acompañaremos creyendo en ti.

Publicado en Crecimiento Personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.