Coaching para Padres

 

¡El coaching está de moda! Si ves por internet, oyes la radio y al pasar las páginas del periódico notas la promoción de talleres, capacitaciones e incluso entrenamientos de coaching para cada profesión, te darás cuenta que el coaching está en casi todas partes.

Quiero tomar esta oportunidad para hablarles del coaching para padres y los beneficios de convertirse en coach de sus hijos, ante los retos que están en todo camino. Para ello deseo recomendarles un libro o película que hablaba de un coach en la vida de un joven atleta universitario. El “El Guerrero Pacífico,” en ella el coach -sin juicios- guía al joven a sacar el máximo de su potencial, aun ante sus adversidades; enseñándole a aprender de sus propias equivocaciones y el capitalizar sus debilidades para convertirlas en fortalezas.

Suena muy inspirador y bonito; y esto es lo que logra el coaching para padres: que un padre saque ventaja al máximo de todas sus habilidades y debilidades en pro de convertirse en ese guía libre de juicios de las aventuras que vive su hijo o hija. Todo esto por medio de algo simple que Sócrates llamo “la mayéutica,” combinado con la observación y el aprender a oír. Esta última, la más importante para los padres.

Pero ¿cómo convertirse en el guía del hijo? ¿Cuándo es un buen momento? y ¿Mis hijos ya están grandecitos; es tarde para convertirme en el coach de mi hijo? ¿Y si ellos no lo quieren o necesita? son preguntas que muchos padres se hacen antes de iniciar este entrenamiento. Verán, cuando nacimos no nos dieron un manual de como funcionábamos y menos a nuestros padres. De igual forma cuando nos casamos, el manual eran solo referencias basadas en las equivocaciones y aciertos de los modelos que teníamos, combinado con algunos de sus miedos.

El coaching para padres busca guiar a cada líder de familia a uno solo objetivo: aprender a descubrir las múltiples posibilidades que existen en el proceso de toma de decisión y el traspasar lo mejor de su ser con el ejemplo a sus hijos. Al crear el ‘Manual de Funcionamiento’ de cada hijo y las diferentes estrategias para enseñarlo a aprender de cada decisión que tome, al responsablemente asumir sus consecuencias. Sin gritos, sin perseguirlos, libre de dramas.

Los beneficios son ilimitados y van apareciendo, a medida que se superan los retos en el camino del héroe de ser padre. Ya que el ser positivo, liberal o disciplinado, son solo unos de los pasos que forman parte del proceso de crianza y guía de nuestros hijos. En especial hoy día, cuando ellos demandan más atención y guía de nosotros los padres.

En la que muchos se pueden ver entre dos paradigmas… “el ser el proveedor” o “ser el que comparte el tiempo.” El coaching para padres, hace posible que realmente usemos ese famoso “calidad de tiempo,” de una forma honesta y enriquecedora.

El coaching para padres provee más y brinda herramientas que permiten a los padres dejar de depender solo de terceros (maestros, orientadores o psicólogos) para resolver situaciones de familia y asumir el timón del velero de la familia, conscientes que llegado el momento, cada hijo zarpará con las herramientas traspasadas por ustedes padres, a iniciar su propio camino del héroe. Mi sugerencia es, aprendamos a ser mejores padres y al asumir nuestra parte de la responsabilidad, ellos gradualmente asumirán sus responsabilidades; convirtiéndose en personas saludables, felices y que contribuyen a la sociedad.

Publicado en Proyecto Familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.